viernes, 27 de agosto de 2010

La triste

Hoy podrían muy bien llamarme la triste, es uno de esos días en los cuales amanecemos sensibles, y no chicos, no estoy en mis días hormonales –pero sinceramente chicas, ¿existe esa separación?- es solo otro día en el cual no es tan maravilloso ser mujer, porque la verdad nunca he visto a mis amigos hombres en este plan: “estoy deprimido”, ¡no señor!, eso es un beneficio exclusivamente femenino… ¡yupi!
En vistas de este excelente estado de ánimo, fui a darme uno de esos placeres que suelen hacerme sentir mejor y me encuentro con la DIVINA sorpresa de que debo reclasificar mis hábitos y mover este de la carpeta de ocasional a ¡casi nunca!-por no decir nunca-, me atacaron las políticas económicas de este país, ¡esto es lo que me hacia falta!
Seguramente es la luna, después de todo nuestro cuerpo es 70% agua y esta luna llena esta jugándome una mala pasada… quizás para algunos no tenga mucho sentido, pero hallar un culpable es de algún modo extraño –y seguramente muy femenino- reconfortante, de no ser la luna, entonces debe ser ¡tu culpa!, me haces mucha falta y necesito un abrazo que haga cesar esta locura…
En todo caso una copa de vino –o quizás dos- deben bastar y mañana veremos como amanece mi día.

1 comentarios:

carly dijo...

awwww mujer ya era hora de quitarle polvo a esta vaina! prometo ponerme al dia tambien xD

Tambien extraño un abrazo tuyo yo se q es conmigo verdad? (usted callese q si es conmigo JUM)

A todos nos ataca la economia :( yo tambien debo decirle bye bye a mi ultimo descubrimiento relleno de chocolate blanco y fresas...

Te extrañamos en maple. un besito